Miles de estudiantes toman la calle

Miles de alumnos de secundaria y universitarios tomaron ayer las calles en protesta por los recortes educativos y en solidaridad con los compañeros de Valencia con manifestaciones en las que llegó a haber hasta 70.000 personas y numerosos cortes de tráfico, como ocurrió en el centro de Barcelona, y una concentración en Madrid enfrente del Ministerio de Educación.

En la capital, cerca de medio millar de jóvenes también participaron en dos manifestaciones que coincidieron enfrente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para proseguir después hasta la Puerta del Sol. Una de ellas estaba convocada por el movimiento de alumnos de las universidades públicas Tomalafacultad y la Asamblea Interinstitutos, y la otra, por el Sindicato de Estudiante (SE).

Los participantes pararon durante una media hora enfrente del Ministerio, en la calle de Alcalá, protegido por siete furgones policiales y un cordón de agentes antidisturbios que impedía acercarse al edificio. Allí leyeron un manifiesto del SE y pudieron escucharse lemas como “Somos estudiantes, no delincuentes”, “¡Valencia, escucha, Madrid está en la lucha!” o “Todos somos el Lluis Vives”, en referencia al instituto valenciano.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 1011 12 13

Madrid se solidariza con Valencia

Más de 2.500 personas, en su mayoría jóvenes, se concentraron este martes en la Puerta del Sol de Madrid, para expresar su repulsa por la dureza de la actuación policial con los estudiantes que protestan en Valencia por lo recortes de la Generalitat.
Los concentrados se dieron cita en Sol a las 19.30 horas a través de las redes sociales, y ocupando más de la mitad de la plaza y se han vivido algunos momentos de tensión, sobre todo cuando los manifestantes han cortado el tráfico en la Puerta del Sol y se han acercado al cordón policial que protegía la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Sobre las 20.45 horas los concentrados abandonaron Sol y se dirigieron hasta la Gran Vía, donde lograron cortar el tráfico.
La concentración derivó posteriormente en una marcha por el centro de Madrid hasta la sede nacional del PP, en la calle Génova, donde los manifestantes llegaron a las 21.40h y consiguieron cortar el tráfico. En total, siete furgones policiales de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los antidisturbios, vigilaban el acceso de la sede del PP, mientras que otros siete furgones cortan el paso a los concentrados en la confluencia de la calle de Génova y la plaza de Alonso Martínez.
Aunque en un principio su intención era llegar a las cercanías del Congreso de los Diputados, no pudieron hacerlo debido a la presencia policial que custodiaba el acceso a la Carrera de San Jerónimo. Tras cortar de nuevo el tráfico durante unos minutos a la altura del monumento a las víctimas del 11-M, los manifestantes intentaron acceder a la estación de Atocha e intentar una acción de “yo no pago”, a lo que los antidisturbios contestaron con el blindaje de la estación. Finalmente, los que quedaban decidieron poner fin a la protesta, que acabó sin incidentes a las once de la noche.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12